El día que me ganó la calentura, que no le gane a usted: eligiendo nueva notebook

15 de Septiembre de 2018  
Este posteo va dedicado a uno de los tropiezos informáticos más torpes que he cometido, sencillamente, como dice el título, por apresurado y por no informarme como era necesario, para hacer el proceso lo más seguro posible y para que todo saliera como yo necesitaba, demostrando que esto le pasa a cualquiera, hasta los que saben del tema.

Hace poco más de un año tenía la intención de vender mi equipo de escritorio, para manejarme de manera más ligera y portátil con una notebook. Hacía tiempo que tenía la idea rondando en la cabeza.
PC de escritorio
Contaba con un buen equipo, de costo bajo y que cubría todas mis necesidades: procesador Intel i3 4130, 16 GB de memoria RAM, formato DDR3, y placa de video de 2 GB Zotac GTX 750 ti OC, alimentada por una excelentísima fuente SeaSonic de 520w. Pero era voluminoso, impráctico y no me servía para trabajar cuando estuviera en movimiento.

La macana empezó cuando me puse a buscar su reemplazo, evaluando notebooks de diferentes marcas, de diferentes capacidades, buscando la mejor relación precio/rendimiento.

Como siempre que me preguntan, si tengo que elegir o recomendar marcas, las opciones son claras: Asus, Acer, Dell, MSI, Samsung, Toshiba, Sony, etc. Cualquiera, menos aquellas que se venden como "industria argentina" (consulte marcas por privado), para evitar todos los problemas que rodean a estos equipos, como por los que mis clientes vienen a diario y de los que he publicado en mi canal de YouTube.

Ya que está les puedo dedicar unas líneas a Lenovo y HP.
Lenovo actualmente ha bajado bastante la calidad de sus productos de gama baja, aunque si el presupuesto no lo permite, de todas maneras es preferible esta marca antes que las inferiores.
Por otra parte, HP, para aquellos que compraron sus excelentes equipos hace 10 años, les debo avisar que al momento de renovar, evalúen antes de adquirir un modelo actual de esta marca, porque a nivel general hay muchísimos productos con problemas en la gestión del calor, viéndose fallas, como pantallas que no encienden debido a chips de video que dejan de funcionar. Esté atento.

Volviendo a las marcas económicas, algunos vendedores de estos productos podrían decir que mis comentarios están basados en el resentimiento, pero lo veo muy seguido: equipos de pésima calidad, con plásticos que se rompen, placas de wifi que dejan de funcionar, baterías que no retienen su carga, teclados que se desgastan con sólo mirarlos, etc.
Notebook
Siguiendo con mi historia, ya había elegido la marca, cuál modelo comprar y entonces pedí el equipo por internet.
El cual contaba con un procesador Intel i5 7200U, con 6 GB de memoria RAM, formato DDR4. Con placa de video integrada de 1 GB, nada especial. Y un disco de 1 TB y como todo disco clásico de notebook con una velocidad de rotación de 5400rpm. Sencillamente algo básico y muy mejorable.

Antes de cumplir la semana de uso, me di cuenta de que no se acercaba ni de cerca al rendimiento de mi anterior equipo. Lamentablemente a esa altura, ya no lo tenía conmigo y no quedaba más que o comerme el garrón y quedármelo o revender y comprar algo más adaptado a mis necesidades. Mi error fue no haber investigado más a fondo los rendimientos y límites de su procesador.

Mis intentos por mejorar su funcionamiento, limitados por ser una notebook, fueron agregarle más memoria RAM: 16 GB. Cambiarle el disco duro de 5400rpm por un Western Digital Caviar Black de 7200rpm, lo que logró que las velocidades de transferencias mejoraran un poco, en comparación.

Actualmente, sigo con el mismo equipo, y tengo entre ojos agregarle un disco M.2, ya que el que tiene instalado es un disco mecánico, o sea: lento, ruidoso, levanta temperatura y gracias a su motor, consume bastante energía, y por ende, batería. El M.2 es completamente electrónico, tiene velocidades de lectura y escritura muy superiores y también su consumo es sumamente inferior.
Disco M.2
Podría seguir mejorando su equipamiento pero hay algo que me seguirá limitando: el procesador de bajo consumo/potencia. De esta manera, la vida me reafirmó que no debemos apurarnos al comprar y que debemos utilizar la gran herramienta que es internet para asesorarnos correctamente.




Me gustaría saber su opinión. Cuénteme

Estemos en contacto

HTML Counter